La deshidratación representa un riesgo para la salud de las personas mayores

Los estudios muestran que puede ser difícil para incluso para las personas mayores sanas saber cuándo hace demasiado calor o si están deshidratados. El deterioro cognitivo empeora estos problemas así que hay que poner demasiada atención.

A medida que envejecemos, el contenido de agua corporal disminuye, el riesgo de deshidratación aumenta y las consecuencias se vuelven más graves.
La deshidratación se ha asociado con un aumento de las tasas de mortalidad entre los adultos mayores hospitalizados y puede precipitar la hospitalización de emergencia y aumentar el riesgo de estancias repetidas en el hospital.

El agua es necesaria para casi todas las funciones corporales, desde lubricar las articulaciones hasta regular la temperatura corporal y bombear sangre a los músculos. Por lo tanto, no tener suficiente puede tener graves consecuencias para la salud. La deshidratación persistente que causa dificultad para caminar, confusión, frecuencia cardíaca rápida u otros síntomas más graves puede llevar a las personas mayores al hospital.

Recomendaciones:

– Ofrecer líquidos regularmente durante el día.
– Hacer que los líquidos estén fácilmente disponibles; una opción es colocarlos en varios lugares de la casa o junto a la cama.
– Preparar bebidas favoritas con poco contenido de azúcar.
– Beber al menos 8 vasos de agua al día.
– Favorecer el consumo de agua con los medicamentos.

Fuentes:

Cleveland Clinic. (s.f.). Drink Up: Dehydration is an Often Overlooked Health Risk for Seniors. https://health.clevelandclinic.org/drink-up-dehydration-is-an-often-overlooked-health-risk-for-seniors/

Hydration For Health. (s.f.). Hydration in the elderly. https://www.hydrationforhealth.com/en/why-hydration/everyday-hydration/list-everyday-hydration/how-do-your-needs-change-all-time/hydration-eldery/

Scroll al inicio